Aquella fue una tarde en la que todo lo que teníamos planeado salió al revés y, en situaciones como esa, solo queda respirar y dejarse llevar. Subíamos a por la nieve y terminamos encontrándonos con el sol. Es un lujo vivir aquí en Tenerife porque vayas donde vayas siempre habrá un lugar especial, un rincón donde fotografiar a cada pareja y hacer del momento algo único.


Lee más…