Plasencia, tierra de conquistadores.

La llamo así porque lo fue y porque lo es. Esa tierra y su gente tiene la capacidad innata de conquistarte y meterse en tu corazón por y para siempre.

Quien me conoce sabe que amo esa ciudad, con sus calles estrechas y sus paredes tan llenas de historia, para mí, tan llenas de vida…

Para descubrir este reportaje, pincha aquí

Share this story
Back to portfolio